Crasa negligencia médica

Hoy quero compartir con el lector que en los últimos meses  he percibido un incremento considerable de consultas de casos en los cuales la negligencia medica ha sido de tal magnitud que no ha que ser médico para darse cuenta de la misma.  Estos casos estan ocurriendo no solo con médicos generalistas, sino que cada día en mayor frecuencia con especialistas en oficinas privadas y en hospitales.

Algunos de esos casos son, por ejemplo, la administración de medicamentos a los cuales el paciente es alérgico, causándole la muerte, la administración de medicamentos contraindicados en contra de las recomendaciones de sus manufactureros y del FDA que causan daño severo neurológico, la mala implantación de sueros intravenosos que se “infiltran” y no se verifican por la enfermeras causando quemaduras de segundo y tercer grado que requieren múltiples cirugías, y caídas que causan fracturas múltiples y varias intervenciones quirúrgicas particularmente a personas de mayor edad, entre otros.

Lejos de ser estos casos de “impericia médica” o “malapráctica medica”, son casos que denotan una falta de responsabilidad básica, como la del “hombre prudente y razonable”.    Espero que dichas consultas se hayan juntado por mera casualidad y que no sea el comenzar de una tendencia de negligencia médica crasa.