SolerLaw gana nuevamente en el Tribunal de Apelaciones de Boston!

SolerLaw y sus clientes han obtenido una gran victoria en el Tribunal Federal de Apelaciones de Boston. En el caso de Hazel Cruz v. Hospital Menonita, civil 11-2297 (seguir este atajo para ver la opinión completa, http://media.ca1.uscourts.gov/cgi-bin/getopn.pl?OPINION=11-2297P.01A), el juez presidente del Tribunal Federal de Apelaciones del Primer Circuito de Boston, Hon. Juan Torruellas, emitió la opinión escrita que revocó al Hon. Juez Fusté del Tribunal Federal por el Distrito de Puerto Rico. El juez Fusté había desestimado la demanda por alegada falta de jurisdicción federal bajo la ley conocida como EMTALA (Emergency Medical Treatment and Active Labor Act). Dicha ley protege los derechos de los pacientes que acuden a sala de emergencias de un hospital en una condición médica de emergencia o en proceso de parto.

Hazel Cruz estaba en su tercer trimestre de embarazo cuando sostuvo un sangrado vaginal con mucosidad. Inmediatamente fue a sala de emergencia del Hospital Menonita, de donde era su médico. La Dra. Brenda Torres, medico de la sala de emegencia confirmó el sangrado vaginal pero sin embargo no dio tratamiento medico. Mas aún, la Dra Torres omitió activar el protocolo médico del hospital para pacientes con sangrado en su tercer trimestre. Dicho protocolo médico requiere que a pacientes con los mismos síntomas de Hazel se le practique una serie de pruebas y exámenes con el propósito de conocer el origen de su sangrado. Sin embargo, Hazel fue dada de alta sin tratamiento médico. Su obstetra, el Dr. Edward Gomez fue llamado pero no vino al hospital para evaluar a Hazel.

A la mañana siguiente, Hazel volvió a la oficina del Dr. Edward Gomez, pero ya era muy tarde. Hazel estaba de parto por la falta de tratamiento en el hospital la noche anterior. Su bebé nació prematura y debido a que no tenia los pulmones desarrollados, murió de dificultad respiratoria. De haberse implantado el protocolo medico del hospital y haber realizado las pruebas que requería, se hubiera descubierto el proceso de parto y se hubiera detenido a tiempo, salvando la vida de la bebé.

El Tribunal de Boston razonó en su opinión que Hazel había presentado suficiente evidencia para sostener una conclusión de tratamiento dispar (“disparate treatment”) bajo la ley EMTALA por no haber recibido el mismo trato que otras pacientes con sus mismos síntomas y devolvió el caso para juicio por jurado. Les mantendremos informados del veredicto emitido por el jurado.